Publicado el Deja un comentario

El barro también es importante

Engranajes

 

«La visión sin ejecución es alucinación»

– Thomas A. Edison –

Nota: Este post es un coñazo solo recomedable a quien se esté planteando trabajar por su cuenta o le pille cerca por amigos y conocidos.

Esta semana estaba hablando con un buen amigo y me di cuenta de que empezar una empresa no es moco de pavo y que hay que dedicar un montón de horas a investigar la mejor manera de hacerlo. De ahí nace este post, voy a intentar resumir lo que he ido aprendiendo en el proceso de constituir Carcedo Dreams SL. Hace un par de semanas tuve una semana intensa a nivel de curro. Viaje de trabajo lunes  y Martes incluyendo cena y copas el lunes que fui arrastrando toda la semana. El jueves salí antes de la oficina para ir a un par de charlas sobre las responsabilidades del socio administrador dada por la mutualidad de ingenieros y un meet-up de NOVA (os contaré más de esta organización en otro post) sobre el futuro de las ciudades. Una pragmática, llana y al punto y la otra aspiracional e inspiradora.

Hoy me centraré en la primera pues aunque como ponencia no me pareció gran cosa sí que tenía un componente práctico que me fue de mucha ayuda y además salí de allí con algo que me va a permitir 1440€ al año de ahorro y alguna cosilla más. Antes de esto, os quiero hablar de 3 etapas en la puesta en marcha de una SL.

1) Pre- constitución: Aquí tienes que pedir en el RMC el nombre, redactar los estatutos, abrir la cuenta bancaria, ir al notario.

2) Empresa constituida, pero sin actividad (yo lo llamo estado de hibernación): Aquí ya liquidas ITPAJD, te inscribes en el registro mercantil, pides y obtienes el CIF definitivo te das de alta en el IAE (pero atención al rellenar la solicitud: sin actividad)

3) La empresa entra en actividad: Alta como autónomo del socio administrador, Inscripción de la empresa en la SS (para poder contratar), Alta accidentes de trabajo (Mutua), Inscripción de trabajadores en la SS, libro de visitas, comunicación apertura centro de trabajo…

Dependiendo de cómo manejes estos 3 estados de tu SL puede haber una diferencia de miles de € que vienen principalmente de los gastos que te puedes deducir y de las cuotas de autónomo que vas a pagar. Esto para muchos negocios que empiezan apuradísimos de dinero puede marcar la diferencia. Por tanto, os recomiendo que tengáis muy en cuenta cómo y cuándo constituís la Sociedad si estáis emprendiendo. O cómo y cuándo os dais de alta como autónomos si preferís hacerlo así. Por lo que he ido aprendiendo os recomiendo que si tenéis claro que vais a constituir una sociedad lo hagáis en cuanto vayáis a tener los primeros gastos. Puede pasar meses e incluso años desde que constituís la sociedad hasta que entráis en actividad, pero durante este tiempo podréis disfrutar de un par de ventajas:

1. Los gastos que hagáis son deducibles.

2. Podéis iniciar las declaraciones trimestrales de IVA para que os vayan devolviendo lo que habéis abonado (si preferís esperar, no tenéis que hacer declaración pero perdéis esta fuente de liquidez).

Para esto, es necesario que presentéis el modelo 036( casilla 504) que viene a decir que en el futuro tenéis intención de iniciar una actividad (luego habría que volver a entregarlo con la casilla 508 para empezar de verdad. Último paso antes de facturar).

Otro tema muy importante es cuando os dais de alta como autónomos. Bien seáis autónomos societarios (es necesario que haya al menos uno para que la SL opere) o autónomos normales. Igual que os recomiendo que montéis la empresa cuanto antes, os recomiendo que os deis de alta como autónomos lo más tarde posible y lo más tarde posible es justito antes de empezar a facturar. Hay gente que es lo primero que hace cuando va a emprender y es un error muy grande bajo mi punto de vista (no soy un experto tampoco así que está abierto a debate). En cuanto te des de alta como autónomo vas a tener que empezar a pagar la cuota mensual que serán 278€ si eres normal y 345€ si eres societario (los primeros meses, si es tu primera vez tienes reducciones). Esto implica que si te das de alta nada más tomar tu decisión y tu empresa necesita desarrollar un software o hacer una obra, puedes estar fácilmente 12 meses sin facturar un duro y eso son 3336€ ó 4170€. Un buen pellizco si estás empezando y tienes que invertir en tu empresa!. No me vale la excusa de que al principio es más barato, si esperas hasta el último momento vas a poder pagar la tarifa barata mientras ya facturas algo y no como pasa a veces, pagas la tarifa barata mientras no facturas y después pagas la cara facturando una mierda!.

Una última recomendación sobre cómo constituyes tu empresa. Hay ciertos colectivos como médicos, arquitectos, abogados e ingenieros que arrastran unas prerrogativas históricas. No sé cómo funciona en los primeros casos pero si eres teleco, Industrial( yo soy industrial) o aeroespacial tienes la opción de darte de alta como autónomo o autónomo societario a través de la mutualidad de la ingeniería en vez del RETA. Esto conlleva una serie de ventajas:

– Mismas deducciones que el RETA los primeros 18 meses.

– Cuota de 220€, esto es 21% de ahorro para un autónomo normal y un 36% de ahorro para un societario!

– Se genera una bolsa personal de dinero con tus cuotas, no pasa a la seguridad social si no que lleva tu nombre y puedes decidir qué se hace con ella.

– Como lleva tu nombre, a los 65 años puedes recuperarla independientemente de tu pensión máxima (si eres autónomo a tiempo parcial y te jubilas con la pensión máxima todas tus cuotas van a saco roto, bueno en teoría a pagar pensiones de quien lo necesita más que tú…)

– Puedes darte de alta y de baja con mucha más facilidad.

– El resto ya os iré contando según vaya descubriendo.

En resumen, constituid la SL cuanto antes, daros de alta como autónomos lo más tarde posible y si tenéis la oportunidad de hacerlo a través de vuestro colegio/mutualidad aprovechadlo!

Una vez ya tienes la compañía en actividad es importante que tengas en cuenta tus responsabilidades como socio adminitrador y esto es algo que también saque de la charla:

  • Responsabilidad civil: Por mala gestión, aunque sea bienintencionada puedes incurrir en diferentes responsabilidades a las que responderás con tu patrimonio en caso de impagos a proveedores, quiebras con mala gestión, multas por no cumplir normativa… Ojo cuidao y hablar con un abogado saqué de esta parte.
  • Responsabilidad penal: Si se descubre que detrás de la mala gestión había una intención de enriquecimiento o si detrás de un accidente de trabajo hay un no cumplimiento de normativa para ahorrar costes, puedes acabar con una pena. Ojo mucho cuidado y habla con un abogado.
  • Tipos de contrato para los socios:
    • Si tienes más de 50% de la empresa, la administración da por hecho que eres quien maneja el cotarro y tienes que tener un contrato mercantil y estar dado de alta como autónomo. La cuota de autónomo societario es de 340€.
    • Si tienes entre el 25% y el 50% de la empresa, la administración presume que manejas los hilos, pero está dispuesta a que demuestres que no es así y pelees por poder poner un contrato laboral. Recomendación no ir por el camino de barro, contrato mercantil que además es más barato para la empresa que acabas de montar.
    • Si tienes menos del 25% la administración entenderá que tengas un contrato laboral pero aun así a lo mejor compensa tener un contrato mercantil.
    • Nota: Si los socios son familiares de primer grado el socio administrador la administración se vuelve muy quisquillosa y en general no permite el contrato laboral.
  • Implicaciones por tipos de contrato:
    • Laboral: tienes que pagar casi el 30% del sueldo bruto del trabajador a la Seguridad social. El trabajador tributa según la ley general en cuanto a IRPF.
    • Mercantil: El trabajador tiene que estar dado de alta como autónomo (cuota mensual) y factura a la sociedad (con IVA) mientras que se le retiene por hacienda un 7% los 3 primeros años y un 15% los restantes. Como el IVA es transparente y la retención es menor y no es proporcional, es bastante más ventajoso desde un punto de vista impositivo. Es más engorroso en cuanto a facturas.

Todo esto que pongo aquí arriba significa un montón de papeleo, una cantidad brutal de llamadas y visitas a ventanilla que resulta descorazonador cuando lo único que quieres es lanzar tu producto al mercado y ayudar a la gente. Por eso escribo esto, con la intención de hacer la vida un poco más fácil al que venga detrás.

Si necesitáis ayuda sobre un tema concreto, encantado de intentar echaros una mano

Abrazo

Rafael Hythloday

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.